Universidad de Antioquia - 200 Años
Vicerrectoría de Docencia
Punto de encuentro Programación Mapa del sitio Preguntas frecuentes Contáctenos Créditos


Uso de tecnología en la educación superior


Donna Zapata Z.
Docente U. de A

La utilización de tecnologías de la información y la comunicación para apoyar los procesos de enseñanza - aprendizaje en las instituciones de educación superior, no es una tarea fácil. Los proyectos diseñados en esta dirección merecen un cuidado especial tanto en su planeación como en su ejecución, ya que son muchas las variables que intervienen y que si no son controladas, se pueden constituir en un obstáculo para el éxito del proceso.

Cuando se van a utilizar tecnologías de la comunicación y la información en la docencia, hay que cuidar la calidad pues por ningún motivo ésta debe sufrir deterioro en caso de que el proyecto no permita aumentar sus niveles, lo cual sería lo ideal.

La calidad y los costos generados por la producción de los contenidos son objeto de discusión en los modelos de educación virtual, y como gran parte de estos proyectos nacen en instituciones de trayectoria con modelo presencial, las críticas se hacen con base a los modelos virtuales. Es el caso de la Universidad de Columbia, donde se cuestiona su propia empresa de educación en línea en un artículo publicado en The Chronicle of Higher Education, por Michael Arnone (www.reservoir.cent.uji.es/canals/octeto/es/start=21/num=5,2002), aduciendo varias razones:

  • Los altos costos ocasionados por la producción de nuevos contenidos.
  • El distanciamiento de los nuevos contenidos, de los ofrecidos por los programas tradicionales de la Universidad.
  • El poco éxito en identificar y captar el segmento de población al que supuestamente va dirigido el proyecto.

El estudio concluye que la inversión hecha en este proyecto no se justifica y que los contenidos deben ser tomados de los programas que la Universidad tradicionalmente ha ofrecido.

La incorporación de tecnologías al proceso enseñanza - aprendizaje implica que la institución de Educación Superior cuyos programas son de modalidad presencial, defina claramente sus objetivos al respecto, sin olvidar que el primero de ellos es el de mejorar la calidad, y se pueden señalar entre otros, los siguientes:

  • Transformar el modelo pedagógico.
  • Desescolarizar un porcentaje determinado de cursos presenciales.
  • Convertir un programa presencial en virtual.
  • Convertir un programa presencial en semipresencial con apoyo de tecnologías.
  • Crear un programa académico en modalidad virtual.
  • Crear una Universidad virtual paralela a la Universidad presencial.
  • Ofrecer cursos virtuales en programas presenciales.

Luego, como en todo proyecto, hay que realizar un diseño con todos sus componentes: objetivos, antecedentes, marco teórico, justificación, metodología, presupuesto, cronograma, resultados esperados; pero además hay que tener presente que los proyectos de este tipo exigen especial atención en los siguientes aspectos: