Universidad de Antioquia - 200 Años
Vicerrectoría de Docencia
Punto de encuentro Programación Mapa del sitio Preguntas frecuentes Contáctenos Créditos


Hipertexto


Diana Ospina
Docente U. de A

En síntesis un diseño hipertextual corresponde al desglose,
reorganización y redistribución de los textos de tal manera que puedan
ser leídos según los intereses y necesidades del lector.

 

 

Se trata de un concepto unificado de ideas, datos y conocimientos, interconectados,
y de la forma en la que estos pueden editarse
en una computadora.

Imagen tomadade: www.darte.com.br/ networking.htm

Es otro espacio de escritura compuesto de múltiples cuerpos sin unión secuencial predeterminada y con una sintaxis muy peculiar: tiene un inicio (aunque puede ser variable), pero -en principio- no tiene linealidad ni término predeterminado. La secuencia de lectura es determinada por el lector, quien se transforma de este modo en co-autor del discurso, pues es quien lee y se desplaza o fija el principio organizador a su antojo, de este modo el sistema se puede descentrar y recentrar casi hasta el infinito. Por esta misma razón, el escritor pierde el control sobre la lectura y los límites del hipertexto. Las unidades de lectura son más autónomas y, así, el conjunto se "atomiza", siendo siempre posible la corrección y la actualización.


Podríamos decir que el papel es al texto lo que la red es al hipertexto. Los dispositivos materiales en los que se encarna el hipertexto cuentan casi siempre con herramientas de visualización en forma de plano, de gráfico, de red, cuyo fin es favorecer la legibilidad. Pero lo que leemos mediante ellas no es el hipertexto. No es más que su representación simbólica, porque el hipertexto no es algo que se pueda leer, sino que hay que escribirlo, ya que este tiene unas caracteristicas particulares. Por tanto pasar del texto al hipertexto se requiere una cuidadosa planificación.


¿Cómo pasar de un texto a un hipertexto?


Resulta evidente que el hipertexto introdujo un enorme cambio en la tecnología de elaboración del texto, tal vez tan radical como el de la invención de la imprenta. Su escritura y lectura "provoca e invoca un marco psíquico diferente: inevitablemente utiliza y produce nexos con otros textos e ideas, que el autor extrae de su memoria o de los sistemas electrónicos con los cuales trabaja, y éstos desplazan texto, lector y escritor 'hacia otro espacio de escritura' " (Bianchini,1999)

A continuación se presentan una serie de aspectos a tener presente para un diseño de un hipertexto, pero esto no significa que dichos aspectos se trabajen aisladamente unos de otros, si se presentan de esta manera es solo por asuntos metodológicos para hacerlo más comprensibles.

No sobra advertir que al proponernos la escritura de un hipertexto seguirán funcionando las mismas preguntas que se formulan cuando se decide escribir un texto. Pero además será necesario aprovechar la lógica con la cual funciona la red. Esto es, la red constituye la estructura sobre la que se manifiesta el hipertexto , es decir donde vamos a escribir y —ubicándonos desde la perspectiva de la recepción— a través de la cual se va a acceder a lo escrito.

1. Organización estructural: primero deberá analizarse la estructura del texto, cómo esta dividido y organizado. Luego se realiza un re-diseño de una estructura abierta a la dispersión. Es decir una estructura que lo contenga todo y a partir de la cual sea posible introducirnos en la navegación de todo el texto. Aquí cobra una mayor importancia pensar en la organización, de tal manera que nos hagamos un mapa con el esquema general de contenido del texto el cual deberá tener una jerarquía clara.

2. Nodos de primer y segundo nivel: como es sabido el hipertexto no tiene páginas sino niveles. Para ir determinando esos niveles es necesario ubicar dentro de la misma estructura las divisiones y subdivisiones temáticas en diferentes niveles de importancia a partir de unos criterios determinados.

3. Texto integrador: dado que la lectura del hipertexto se desarrolla por pantallazos. El primer pantallazo deberá ser un texto que contenga la información fundamental respecto al tema principal, además deberá ser autónomo, tener un sentido completo y deberá integrar dentro de su escritura la totalidad de los nodos de primer nivel.

4. Unidades de lectura: a partir de las divisiones que arroja el texto integrador, se deben construyendo unas unidades de lectura que pueden contener a su vez otras y estas otras. De tal manera que vayan apareciendo más niveles de lectura. De todas formas no se recomienda más allá de un cuarto nivel ya que puede ser fatigoso y molesto para el lector. Dichas unidades pueden ser elaboradas por quien escribe el hipertexto o pueden ser citas de otros autores.

5. Relaciones entre las unidades de lectura: dentro del esquema general es conveniente establecer las relaciones con otras unidades de lectura tanto internas como externas. Para esto resulta conveniente trazar líneas de flujo entre las unidades.

6. Interacciones entre unidades de lectura: el hipertexto nos obliga a descubrir formas de llevar a la práctica interacciones complejas entre fragmentos, que van más allá de la simple implicación o de la relación enunciado-comentario. Clément propone establecer interacciones que planteen los puntos de vista y las estructuras conceptuales como "paisajes para ser explorados más que como posiciones para ser defendidas o atacadas". Además sugiere que estas interacciones deben potenciar la fluidez más que los fundamentos y las posiciones definitivas. Es importante tener presente que los conceptos claves dentro del escrito que sirvan para articular los conceptos o que sean fundamentales para la comprensión del tema, deberán ofrecer caminos que lleven al lector a visitarlos varias veces. Clement recomienda además la utilización de figuras retóricas dentro de la escritura hipertextual tales como la sinécdoque, el asíndeton y la metáfora.

Un esquema general de contenido de un hipertexto puede representarse gráficamente de la siguiente manera:

El verde constituye el nodo central o de primer nivel, en azul claro están los nodos derivados del central o de segundo nivel, en azul oscuro están los derivados de los derivados o nodos de tercer nivel, en blanco y en gris tenemos los nodos externos o a otros sitios por fuera del nuestro.

Documento completo en:
Ospina, Diana. En-torno a la escritura hipertextual. Medellín 2003

Resumen
El procesamiento electrónico introdujo un cambio sustancial en la tecnología de elaboración del texto similar a la que produjo la invención de la imprenta. Este artículo presenta una reflexión sobre una forma de escritura que rompe con la textualidad del impreso: la escritura hipertextual. El hipertexto tiene un enorme potencial debido, entre otros, a la facilidad que tiene para representar la intertextualidad. La autora lo valora como una contribución a la vida académica universitaria –fundamental para la integración de las tecnologías a la docencia– puesto que hace posible la representación de las ideas, el conocimiento y la información como "paisajes para ser explorados más que como posiciones para ser defendidas o atacadas" (Clément, 2000), permitiendo con esto, entre otros, democratizar el texto, estimular el pensamiento divergente y la autonomía por parte del lector –ya que es él quien lo va reconfigurando según sus intereses.

Opcional

* Con base en la lectura anterior diseñe un esquema de un hipetexto elaborando un texto nuevo o partiendo de un texto ya existente:

1- Texto nuevo: Realice un texto integrador, señale en él las palabras enlace y desarrolle las unidades de lectura correspondientes a cada enlace.

2- Texto ya existente: Seleccione un texto de una temática de su curso, analice su estructura y construya el esquema para pasar dicho texto a hipertexto.

* Participe en el foro
Formas de representación de la información y el conocimiento

Veamos un ejemplo en el que presentamos el esquema de un hipertexto.

Referencias

- Clément, Jean. Del texto al hipertexto: hacia una epistemología del discurso hipertextual. Universidad de París. Sep. 2000, consultada en marzo de 2001 http://www.ucm.es/info/especulo/hipertul/clement.htm

- Colle, Raymond. La representación del conocimiento en sistemas hipermediales de información. UDP - CEM. 2000 consultada en marzo de 2001http://facom.udp.cl/CEM/grl/creacion/reprecon/ [fuera de servicio]