Universidad de Antioquia

U.de.A


5. La Nueva Granada, 1830-1849


Luego del retiro de Bolívar, la Convención reunida en Bogotá eligió a Joaquín Mosquera como presidente y al general Domingo Caicedo como vicepresidente. Ambos buscaron fortalecer su administración ofreciendo posiciones importantes a los amigos liberales de Santander y durante algún tiempo siguieron gobernando en nombre de la Gran Colombia, pero en la práctica Venezuela y Ecuador ya se habían perdido para el gobierno de la unión.

En agosto de 1830, un levantamiento militar depuso a Mosquera y lo remplazó por el general Rafael Urdaneta. El golpe, que contó con el apoyo de grupos civiles, inclusive de sectores del bajo clero, se hizo como respuesta a la administración Mosquera-Caicedo por su alianza con los liberales seguidores de Santander, presuntos enemigos de la religión. Urdaneta no duró mucho ya que por su arbitrariedad se granjeó prontamente la enemistad de todos los sectores y ante lo inevitable a comienzos de 1831 salió del gobierno sin mayores enfrentamientos. Ese mismo año los vencedores convocaron a elecciones para una convención constituyente, que en efecto se realizó y adopto medidas tales como la restauración del nombre de Nueva Granada, la elección de Santander como presidente, la reducción de la influencia de los militares en la política, el fortalecimiento del centralismo y el proteccionismo económico.

La convención también redactó una Constitución par la Nueva Granada, que entró en vigencia en 1832. La Carta, bastante similar a la de la Gran Colombia, fue sancionada por el vicepresidente José María Obando, encargado del poder ejecutivo, el 1 de marzo de 1832. De nuevo restringió el derecho al voto con requisitos económicos que excluían a la gran mayoría. También moderó el extremado centralismo de la anterior constitución y las asambleas provinciales adquirieron el derecho a tomar decisiones relativas a las escuelas, caminos y otros asuntos locales. Asimismo, los gobernadores de las provincias volvieron a ser agente del poder ejecutivo nacional. El período de duración legislativa de los senadores fue aprobado de cuatro años y el de los representantes a la Cámara de dos años.

Disuelta la Gran Colombia, el territorio de la Nueva Granada quedó dividido en quince provincias: Antioquia, Barbacoas, Bogotá, Cartagena, Cauca, Magdalena, Neiva, Panamá, Pasto, Pamplona, Popayán, Socorro, Tunja, Vélez y Veraguas. Cada provincia estaba regida por un gobernador dependiente del poder ejecutivo y nombrado por él. En la Constitución se pretendió armonizar la tendencia federalista con la centralista, al darle importancia a las provincias.

Además de redactar la Constitución, la convención reafirmó la supresión de los conventos menores y eliminó el fuero militar, privilegio que excluía a los miembros de las fuerzas armadas de la jurisdicción ordinaria y disminuyó el tamaño y el presupuesto de la institución militar.


volver

|I| |N| |I| |C| |I| |O|