Universidad de Antioquia

U.de.A


5. La minería


A la llegada de los españoles a nuestro territorio, éstos trataron de que sus sitios de vivienda estuvieran cerca de yacimientos auríferos; también, donde hubiera abundante población indígena que asegurara no sólo la base para la alimentación, sino también mano de obra para la explotación de minas.

Cuando por motivos como el exterminio, enfermedades y trabajos forzados, la población indígena disminuyó, el empresario minero tuvo que contratar mano de obra esclava para reemplazarla. Los principales regiones mineras desde la época colonial fueron: Cauca, Popayán, Chocó y Antioquia.

En Cauca, Popayán y Chocó, la explotación minera se basó en mano de obra esclava organizada en cuadrillas, es decir, grupos de negros de propiedad de un terrateniente o comerciante. El oro producido allí fue durante mucho tiempo el principal producto de exportación. No obstante, las guerras de independencia propinaron en estas regiones un duro golpe a la minería debido a que se propuso a los negros a participar en ellas bajo la promesa de liberación. , Lo que generó formas de participación guerrera, huidas y cimarronismo. Estos fenómenos estuvieron asociados al surgimiento de pueblos nuevos, al incremento de una población libre y a la quiebra de los lazos de sujeción de la mano de obra. El resultado principal de las guerras de Independencia fue el impacto propiciado a la minería esclavista del Chocó y el Pacífico, que a fines de la Colonia todavía representaba el 60 por ciento del oro producido en el país. Aunque en estas dos regiones se desarrolló una pequeña producción independiente relativamente amplia, la gran minería desapareció durante casi todo el siglo XIX y sólo se recobró con el ingreso de grandes compañías extranjeras a finales del siglo XIX y comienzos del XX.

En Antioquia en cambio, los esfuerzos de organización de una nueva minería empresarial corrieron por cuenta de capitalistas de la región asesorados técnicamente por extranjeros. En esta región paralelamente al inversionista que trabajó en cuadrillas de esclavos, se dio con mucha frecuencia el pequeño minero independiente o mazamorero que trabajaba lavando los cascajeros para sacar oro. Su trabajo les daba algunos ingresos pero les dejaba la opción de vender su fuerza de trabajo en las haciendas. El mazamorrero explotó fuente de aluvión de los ríos, lo que hizo con muy poca tecnología y según las estaciones de lluvia.

Entre 1830 y 1870 vinieron al país extranjeros para incorporarse a un cierto proceso de reestructuración de la minería, especialmente la de veta, en la que se introdujeron novedades como el molino de pisones que aumentó la capacidad para triturar el material minero. El molino de arrastre, por su parte, permitió separar con mayor éxito la plata del oro y de otros materiales. Se introdujeron además bombas de agua y el monitor californiano para poner chorros de agua con alta presión al material aurífero.

A pesar de la introducción de nuevas técnicas a la producción de oro, ésta aumentó en forma muy lenta durante todo el siglo, pues la producción total de metales preciosos del país se mantuvo estable durante la mayor parte del siglo, y apenas hacia 1882 logró superar el volumen de la década anterior a la Independencia; sólo en los últimos quince años del siglo se advierte un aumento claro de la producción.

Fuera de la importancia que tuvo la producción de metales preciosos en la generación de la capacidad importadora del país, debe destacarse el papel que representó como mecanismo de acumulación de capital. Algunos mineros medios y sobre todo los grandes propietarios lograron amasar fortunas muy notables en las actividades mineras; muchos de ellos, por lo demás, eran comerciantes que añadían a las ganancias obtenidas en la minería los beneficios de un comercio altamente monopolizado que abastecía a los mineros independientes y a otros sectores de la población. Así, la minería dio a Antioquia notables ventajas sobre los demás sectores del país en el siglo XIX, en especial al permitir la acumulación de grandes capitales en unas pocas manos. Aunque en otras regiones pudieron darse fortunas igualmente grandes, estuvieron con frecuencia inmovilizadas en tierras y otros activos fijos, mientras que los ricos antioqueños gozaron de una movilidad mayor de sus capitales y estuvieron dispuestos a buscar áreas de inversión menos rutinarias.


volver

|I| |N| |I| |C| |I| |O|