• La electroquímica, entendida como la relación entre energía química y eléctrica, o más general, las reacciones de oxidación y reducción, interviene en un enorme grupo de procesos que han acompañado el desarrollo de las sociedades modernas en los últimos siglos.

    Muchos de esos procesos actualmente se presentan en dispositivos tan comunes en nuestras vidas que seguramente ignoramos que en su funcionamiento participan activamente procesos electroquímicos.

    Nuestra vida actual sería sin duda muy diferente sin estos sistemas. No solo en el medio ambiente o la industria podremos encontrar ejemplos de sistemas electroquímicos, estos están presentes en campos tan disímiles que van desde la medicina, las naves espaciales, los submarinos hasta los teléfonos celulares.

    En este curso teórico-práctico hemos seleccionado algunas aplicaciones de interés para el profesional químico, las que serán descriptas en las distintas unidades y complementadas con conceptos teóricos para permitir una mayor comprensión de las mismas. Se trata de ofrecer a los estudiantes de química una perspectiva real de una posible línea de formación profesional.

  • La química analítica constituye una de las aplicaciones más importantes de la ciencia química, ya que mediante técnicas adecuadas es posible utilizar principios fundamentales, como es el caso del equilibrio químico, para obtener información cualitativa y cuantitativa de una determinada muestra problema. En este curso se presentan algunas aplicaciones de distintos equilibrios químicos (ácido-base, de formación de complejos y de formación de precipitados) para la resolución de problemas analíticos.